Atlántico, único departamento que trabaja integralmente la salud mental: ahora con los jóvenes

0
211
  • Mil jóvenes de la Universidad del Atlántico son capacitados este jueves como vigías de la salud en la Universidad del Atlántico.

Una serie de actividades viene liderando la Gobernación del Atlántico para ponerle freno a las situaciones de suicidio, por ese motivo, el departamento es el primero en asumir, en el país, este compromiso de manera integral.

En un encuentro participativo y enriquecedor, jóvenes líderes del departamento presentaron la propuesta de centrar todas las acciones de salud mental en decir sí a la vida, como parte de la promoción de la salud mental y prevención del suicidio en el departamento. Estas propuestas reflejan una visión integral y proactiva hacia el bienestar emocional de la población juvenil y de toda la sociedad.

La Gobernación del Atlántico invitó a las plataformas y consejos departamentales de juventud, como a representantes de los estudiantes en las universidades para unirse a la colaboración de la construcción de las estrategias de salud emocional y mental. Este llamado del gobernador Eduardo Verano, durante una mesa de trabajo, que hace parte de un plan integral del Atlántico, que articula con todos los actores sociales un esfuerzo por la salud mental, en la que la detección de la conducta suicida es un pilar que cuenta con una visión intersectorial e interinstitucional, que se enruta por el plan departamental de salud mental.

Verano manifestó que es muy importante contar con la visión juvenil, ya que es la razón de ser, con el objeto de prevenir conductas suicidas, pero al tiempo promocionar las habilidades para la vida que protegen el desarrollo integral de la persona.

“Entre todos podemos construir un ambiente de seguridad y apoyo a los jóvenes. Es normal sentir tristeza o depresión, algunas veces y estamos para facilitar y crear un ambiente para que los jóvenes puedan pedir ayuda y apoyo psiquiátrico, sí es necesario”, dijo.

Esta es una de las acciones de una extensa agenda de trabajo por la salud mental en el Atlántico, a través de una estrategia con todos los sectores para la promoción de la salud mental y prevención de la ideación suicida, intento suicida y suicidio, especialmente dirigida a proteger la vida de la población de niños, niñas, adolescentes y jóvenes entre 7 y 21 años de edad, como de toda la población.

La mesa de trabajo ampliada con más de 60 jóvenes, reunidos en la Gobernación fue un espacio de escucha de propuestas. En una primera parte la Secretaría de Salud presentó el Plan Departamental de Salud Mental, a través de la subsecretaria de Salud Pública, Olinda Oñoro, la cual incluye actividades de promoción de la salud mental para fortalecer las habilidades psicosociales individuales y colectivas, la cohesión social y gestión de entornos saludables, resilientes y protectores.

La psiquiatra Wadeth Chams socializó los resultados de la encuesta de 2023 “Voces resilientes: Juventudes, realidades y territorios”, financiada por USAID, en la fueron encuestadas más de 5.400 “pelaos” en el departamento y Barranquilla, cuyos resultados señalan que si bien la mayoría de jóvenes considera tener un buen estado de salud mental, hay un porcentaje amplio que afirmó tener un estado regular o malo y un 81,2% de los consultados dice tener problemas de ansiedad, excesivo nerviosismo y angustia.

Para Chams, este es un indicio para trabajar en la introspección de los problemas y en la prospección o en la visión a futuro de cómo se ven así mismo los jóvenes, es decir en un propósito.

La gobernación presentó a los jóvenes una propuesta de mensajes para liderar una estrategia de comunicación con lenguaje cercano a ellos. Lo cual fue analizado por los presentes en una taller, en que el llamado final de los jóvenes es hacer énfasis en la celebración de la vida, con un slogan que se denomine “Sí a la vida” o “Mi vida es una Nota”; asimismo, abordar el manejo de las emociones no sólo en el ecosistema digital, sino en los espacios presenciales de las instituciones educativas, a través de diferentes herramientas como terapias grupales, incluir la cátedra de las emociones desde la primera infancia hasta la educación superior, promover perfomance teatrales, mayor dedicación al deporte y el arte.

Isabella Bolaño, Consejera Nacional de Juventud por el departamento del Atlántico consideró que es un espacio fructífero en el que la gobernación escucha a los jóvenes, asimismo en el marco del taller propuso con un grupo que se instaure un día de celebración de la vida en el departamento, propuesta que tuvo acogida de la gerente de Capital Social, Karina Llanos.

Participantes como Roberto Valencia de Luruaco en el Consejo Departamental de Juventud, Elián Corro de Tubará, presidente de la Plataforma Departamental de Juventudes y estudiante de la Universidad del Atlántico, y Julio Mejía Braganza, representante estudiantil ante el Consejo Superior de la Universidad San Martín aplaudieron la iniciativa de la Gobernación para ser tenidos en cuenta en la construcción de estrategias de salud mental y presentaron propuestas colectivas que propenden por seguir en talleres participativos con el gobierno departamental.

PROPUESTAS DE JÓVENES

Una de las propuestas destacadas de los jóvenes es la necesidad de que las campañas visuales proyecten un sentido positivo hacia la vida, enfatizando la prevención del suicidio de manera constructiva y potenciando las habilidades para la vida. Asimismo, ven importante brindar primeros auxilios psicológicos a los jóvenes líderes, reconociéndolos como actores activos y no solo como posibles víctimas.

La capacitación en salud mental se plantea como una prioridad, abarcando a todos los jóvenes universitarios y destacan que hay que tener en cuenta a los diferentes grupos etarios, incluyendo a los «ninis», es decir los que ni estudian ni trabajan, para que sean contemplados en el plan departamental de salud mental.

En el ámbito familiar, se enfatiza la importancia de reforzar el acompañamiento familiar y se sugiere establecer un número de línea telefónica de salud mental más fácil de memorizar para facilitar el acceso a la ayuda profesional e incluso implementar mensajería instantánea como medio de comunicación de los psicólogos con los jóvenes.

Se destaca la necesidad de abordar la diversidad sexual y de género, así como la importancia de que las universidades articulen la atención de salud mental a través de las empresas aseguradoras del servicio de salud.

Otro aspecto relevante es la integración del arte y la salud mental, proponiendo actividades de intervención social con énfasis en el arte, el deporte y encuentros comunitarios.

En términos de comunicación, sugirieron utilizar un lenguaje que no revictimice y promover modelos jóvenes en campañas para sensibilizar a la ciudadanía.

Estas propuestas reflejan un compromiso de la juventud por mejorar el panorama de la salud mental el Atlántico, promoviendo la vida y la prevención de situaciones adversas. Los participantes coincidieron en que la colaboración intersectorial y el apoyo de la comunidad son fundamentales para llevar a cabo estas iniciativas y generar un impacto positivo en el bienestar emocional de todos los ciudadanos.

Por su parte, el secretario de Salud, Luís Carlos Fajardo Jordán señaló que fue un espacio muy provechoso para saber qué proponen los jóvenes. Asimismo, lo destacó la subsecretaria de Salud Pública, Olinda Oñoro, quien lidera el programa de Salud Mental en el Atlántico.

El secretario de Salud del Atlántico, Luís Carlos Fajardo, señaló que desde el departamento se lidera el programa de salud mental, que incluye una línea telefónica que atiende las 24 horas de los 7 días de la semana a través del número 3176218394, que cuenta con el apoyo de un equipo de psicólogos para las personas, que luego son derivadas al Programa de Orientación y Apoyo Familiar (POAF). Este año se han recibido 550 llamadas, de las cuales el 25% con ideas de suicidio y el 45 % correspondían a menores de 21 años de edad.

Hasta la fecha, la Gobernación a través de la Secretaría de Salud ha realizado acompañamiento a 25 universidades en el establecimiento de un protocolo de atención a la conducta suicida, siendo la Universidad del Atlántico, la institución que lidera y sirve de modelo, allí la Secretaría de Salud ha venido asesorando desde hace más de un año y solo en este mes ha capacitado a 1.400 docentes, 800 trabajadores administrativos y de servicios generales en prevención de la conducta suicida. Este jueves 21 de marzo, 1.000 estudiantes serán capacitados como vigías de la salud mental. Acciones que se van a realizar en las otras universidades.

En el Atlántico, el Programa de Orientación y Acompañamiento Familiar (POAF) es una bandera de Salud Pública, y en relación con la conducta suicida en niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ) de 7 a 21 años se viene haciendo un trabajo que involucra a muchos actores, a los pacientes, pero también a sus familias, lo cual ha dado resultados positivos entre la población atendida, previniendo la conducta suicida reincidente.

El propósito central de esta estrategia es ofrecer un apoyo comprensivo centrado en la contención emocional, así como facilitar la coordinación intersectorial para ayudar a las personas y a sus familias a enfrentar las situaciones que afectan sus pensamientos y sentimientos.

Asimismo, se ha definido un enfoque específico para abordar la conducta suicida, incluyendo intervenciones en crisis, primeros auxilios psicológicos, activación de rutas de acceso para la población en riesgo, especialmente niños, niñas, jóvenes y adolescentes (NNJA), y un plan de orientación y acompañamiento familiar. Este último tiene como objetivo reducir los factores de riesgo asociados con la conducta suicida, además de proporcionar seguimiento interdisciplinario a los casos comprobados que presenten dicha conducta.