Cayeron ‘Los Toderos’ organización criminal dedicada al hurto de celulares

0
135
  • Perfilaban a sus víctimas especialmente mujeres y ciudadanos extranjeros y su objetivo era hurtar 4 teléfonos de alta gama al día

La Policía Nacional a través de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, logró materializar en las ciudades de Bogotá y Santa Marta (Magdalena), la captura de siete presuntos integrantes de un grupo delincuencial dedicado al hurto de personas mediante la modalidad de atraco, además, captaban a turistas incautos por aplicaciones de citas en línea y redes geosociales, quienes eran engañados con perfiles falsos para cumplir con encuentros en los que eran escopolaminados y posteriormente despojados de sus pertenencias.

Después de un año de seguimientos y análisis de información, los investigadores de la DIJIN, pudieron establecer que los integrantes de esta organización criminal liderada por Gabriel Julio Carrillo Mendoza, alias “Gabito”, se encargaban de perfilar a sus víctimas especialmente mujeres y turistas desprevenidos en diferentes zonas concurridas de la ciudad de Santa Marta, para arrebatarles de forma violenta sus pertenencias en especial teléfonos celulares de alta gama.

Alias “Gabito”, proponía a sus secuaces como cuota mínima diaria el hurto de 4 celulares, y realizaba videoconferencias cortas vía telefónica antes de salir a delinquir en las que se ponían de presente los vehículos, armamento y daba instrucciones precisas para quitar las placas de las motocicletas o de tapar los números de las mismas con algún elemento adhesivo, con el fin de evitar ser rastreados por las autoridades después de cometer el ilícito.

Los lugares predilectos para llevar a cabo dichos hurtos eran los sectores aledaños a las universidades públicas y privadas, por la cantidad de estudiantes que transitan en las calles y los sitios de alta afluencia de público más visitados, a quienes asechaban y una vez eran perfilados lanzaban el ataque de forma violenta con armas de fuego; ya cometido el hurto, de forma rápida salían del sector con rumbo hacia las afueras de la ciudad, dejando campaneros y perfiladores que se encargaban de detener el tránsito para que no fueran perseguidos y nuevamente de buscar otras víctimas.

Finalizado el día se comunicaban vía telefónica, por redes sociales o disponían de un sitio para encontrarse y de este modo verificar el tipo de celular hurtado o las pertenencias, allí alias “Gabito” verificaba los IMEI para que no tuvieran registro negativo en las bases de datos y ofrecerle cierta cantidad de dinero a sus integrantes dependiendo de la marca, gama y estado del teléfono o de los elementos; luego “Gabito”, se encargaba de vender en la misma ciudad los teléfonos que no se encontraban reportados y los que sí, los enviaba por intermedio de outsourcings criminales a otros países.

Otra de las modalidades encontradas durante el proceso investigativo fue la de ciudadanos extranjeros en la ciudad de Santa Marta, que accedían a aplicaciones de citas en línea y redes geosociales para contactar mujeres, allí la red criminal tenía perfiles falsos con los cuales ponían citas a sus víctimas, para posteriormente departir en algún establecimiento, ganarse su confianza y finalmente darles escopolamina para hurtar sus pertenencias y lograr su cometido.

Fueron 4 diligencias de allanamiento y registro en la ciudad de Santa Marta (Magdalena), en los barrios 20 de julio, Obrero y Los Almendros, con las que se logró la captura de 6 de los integrantes incluyendo la del cabecilla; en el sector de Los Mártires de la ciudad de Bogotá, fue capturado uno de los integrantes quien había huido de Santa Marta, debido a amenazas de otra organización criminal.

Los capturados fueron presentados en audiencia pública ante un Juez de Control de Garantías, allí la Fiscalía les imputo cargos por los delitos de hurto calificado agravado, concierto para delinquir y receptación; dado la efectividad de la investigación y la contundencia de las evidencias y elementos materiales probatorios recolectados por los investigadores, 5 de los integrantes entre estos Gabriel Julio Carrillo Mendoza alias “Gabito”, aceptaron cargos por su participación en los hechos delincuenciales y el Juez les profirió medida de aseguramiento privativa de la libertad en su domicilio; a Anderson José Manjarrez Torres, Alias “Anderson”, le impusieron medida privativa de la libertad en centro carcelario en la ciudad de Santa Marta, al no aceptar cargos y también fue concedida la libertad a Andrés Felipe Toloza Cantillo, Alias “Tolo”, continuando con su vinculación al proceso penal.