Las 5 acciones que propone Carlos Acosta Juliao para combatir la inseguridad en Barranquilla

0
768
  • Más plata para más policías, dotación y capacitación; Cuerpo Élite contra la extorsión, Red de cooperantes y una URI adicional, son los ejes de la estrategia para devolverle la seguridad a los barranquilleros.

Una estrategia integral que consta de 5 acciones puntuales propone Carlos Acosta Juliao para enfrentar la criminalidad en Barranquilla, objetivo que ha calificado como prioritario dentro del programa de gobierno que se construye con las propuestas de miles de barranquilleros con quienes se ha reunido en más de 200 visitas barriales.

De los 5 puntos, el primero apunta a contrarrestar el delito del hurto, enfocado en el aumento del pie de fuerza y en los tiempos de respuesta a los llamados de la ciudadanía.

“Necesitamos más policías para la calle, no para las oficinas. El Gobierno nacional debe atender el clamor de los barranquilleros de sentirse más seguros en las calles. No podemos doblegarnos ante la delincuencia. La combatiremos con más recursos para más pie de fuerza. La prioridad es proteger a los ciudadanos”, aseguró Acosta Juliao, al tiempo que detalló que la clave para que esta medida sea efectiva es una reacción inmediata, con tiempos de respuestas cortos.

“La única manera de lograr esto es con inversión y tecnología”, agregó. La segunda acción es capacitar y dotar a los uniformados. “Esta lucha la libramos contra bandas organizadas, así que para eso nuestra fuerza pública necesita todas las herramientas posibles para ejercer la fuerza del Estado contra los delincuentes. Necesitamos capacitación en inteligencia criminal y recursos técnicos y tecnológicos. Así podremos exigirle a la Policía golpes diarios contra los criminales”.

Frente a la lucha contra la extorsión, Acosta plantea la creación de un cuerpo élite, conformado por miembros calificados y dedicado exclusivamente a golpear a las bandas que han intimidado a los comerciantes. “Esto se logra con infiltrados, inteligencia y acciones contundentes. Protección para los comerciantes para que trabajen y
para que denuncien. Hay que exigirles operativos de control al INPEC y entregarles aparatos para bloquear la señal de celular en las cárceles para que no puedan llamar a extorsionar”.

El cuarto punto de la estrategia contra la criminalidad es otra Unidad de Reacción Inmediata (URI), el lugar que recibe a los delincuentes cuando son aprehendidos tras la comisión de un delito. Acosta Juliao explica que Barranquilla cuenta una sola.

“Eso es inadmisible. Necesitamos otra
URI con jueces, policías, fiscales. No es posible que ciudades como Bucaramanga, Tunja y Buga tengan dos URI y Barranquilla tenga una sola desde hace 40 años. Eso nos permitirá judicializar más rápidamente a los delincuentes y evitar que salgan a la calle nuevamente”.

Por último, la articulación de redes de cooperantes, de la que hagan parte taxistas, industrias, gremios, bancos, las plataformas digitales, los transportadores, los comerciantes y las empresas de vigilancia. “Hay 25 mil vigilantes. Es todo un contingente que podemos usar para alertar sobre cualquier hecho delictivo que ocurra. Es cuestión de articularnos en una gran fuerza de prevención y reacción para cooperar con la Policía”, expresó.

Lo anterior, se unirá a más oportunidades.de educación, más inversión social y más oportunidades de empleo para que 60.000 jóvenes pasen de ser llamados ‘Ninis’ (ni estudian ni trabajan) a ‘Sísis’ (sí estudian y sí trabajan).

“No queremos que se conviertan en víctimas de reclutamiento de grupos delincuenciales. Todo niño o niña que se gradúe del colegio debe contar con una oferta social que le permita cumplir sus sueños. Esas son las claves para combatir la inseguridad en Barranquilla, y vamos a trabajar incasablemente para derrotar a los que quieren robarnos la tranquilidad”, precisó

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí